politica educacional

Proponemos una política educativa que arraigue en los educandos los conceptos de libertad y responsabilidad.

Promovemos una educación enmarcada en una concepción del hombre como persona, sujeto de deberes y derechos inviolables, con un destino trascendente, protagonista libre y responsable de la historia y de los cambios sociales, miembro de diversas formas de organización social, desde la familia hasta la comunidad nacional e internacional, para el logro de la cooperación y solidaridad humana. Se promoverá una concepción de la nacionalidad como compromiso activo de promoción y defensa del patrimonio espiritual y material que se integra, en una visión universalista de la convivencia humana.

El Estado debe garantizar el acceso a la educación, estableciendo la obligación de la asistencia desde el nivel preescolar hasta finalizar el ciclo de la Educación General Básica. Los padres tienen el derecho de elegir la educación de sus hijos, y la responsabilidad de participar en el proceso.

También creemos que tanto la  elevación de la jerarquía y aptitud del personal docente como la calidad de la enseñanza en la Educación General Básica y Secundaria son tarea del Estado, promoviendo a aquellos que más esfuerzos pongan y mejores resultados obtengan con su quehacer.

El sistema de educación superior debe mejorar en excelencia y en su capacidad para permitir el acceso a la formación universitaria a quienes estén capacitados aunque carezcan de medios. Se trata de dar igualdad de oportunidades en un objetivo de equidad social.

La investigación es una tarea primordial del ámbito universitario y como tal debe ser desarrollada y promovida en forma libre.